La historia de Valeria.

Vale tiene esa cuota de humor irónico que disfruto mucho. Respecto al toples on the bus, imperdible, me robaste carcajadas. Vale es una de esas miles de personas que no saben qué carajo les pasa, hablando a nivel de fertilidad. Y la manera de como cuenta su historia no tiene desperdicio por ningún lado. Humor irónico, reconocimiento, empatía, bronca, angustia y también risas. Eso es todo lo que consiguió de mí cuando la leí. Luchar contra un diagnóstico es poder verle la cara al enemigo, reconocerlo y atacarlo… pero cuando lo único que se consigue vislumbrar es un resultado negativo que se repite ciclo a ciclo, uno se encuentra luchando contra un enemigo invisible, silencioso, que sólo deja huellas. Espero Vale que este crimen no quede impune, que se atrape el culpable, o que al menos desaparezca. Sos una gran leona, espero que tu cuarta sea la vencida, ya es hora de que te parta un milagro. Posta. Gracias por compartir tu historia y te deseo lo mejor en esta que se viene, ojalá que la hoja en blanco te permita contar el éxito de un tratamiento, eso sí, te pido personalmente que sigas imprimiendo ese humor.




Tu nombre: Valeria Presta.

A que te dedicás: Soy decoradora (de caradura, no de carrera) de paso te dejo mi pagina: Pequeños Sueños Grandes Historias

Que es lo que más te gusta hacer: Crear y hacerlo con mi propias manos, Mi marido diria "Boluda total"

Que es lo que menos te gusta hacer: Paso

La anécdota más graciosa que te haya pasado: Bueno tengo varias, una de mis hermanas siempre me dice que no puede creer que todo me pase a mi. Soy muy despistada, desorientada, dispersa asi que a lo largo de mi vida tengo un amplio haber con grandes papelones. Lo primero que se me viene a la cabeza fue un dia hace un par de veranos que tenia puesto un vestido hasta los pies, strapless, esos tipo hippones con nido de abeja en las tetas y sin corpiño, porque como tengo poca delantera cuando puedo zafar del corpiño, bienvenido sea. Asi que llego el colectivo y cuando puse un pie en el escalon me pise el vestido y me quedo por el ombligo y por supuesto subo al colectivo completamente en tetas. Mi ataque de risa era tal que saque boleto y me sente en el primer asiento muerta de risa. El chofer habra pensado que me sentaba ahi para calentarlo, no se !

Fecha en la cual empezaste a buscar: Principios de 2010, luego de perder 1 año antras un embarazo natural.

Diagnostico: ESCA

Tratamientos: 1 AI y por empezar la 4° in vitro (en la primera no hubo embriones)

Que es lo mejor que te pasó en todo este tiempo: fortalecer mi pareja

Que aprendiste hasta hoy: Que no soy superpoderosa como creia !!!

Como conociste el blog: Realmente no se, porque fue la tipica que de un lado vas a otro y de ahi tenes un link que te lleva a no se donde y asi sucesivamente

Que es lo que más y menos te gusta: Me enganche enseguida por el humor con el que tratas este tema que tan dramatico es para todos y como yo tengo un humor negro bastante marcado senti que era mi onda. me divierte mucho.

Dicho esto, esta es mi vida como infertil:

Plantar un árbol, escribir un libro, tener un hijo…

Nunca hubiese pensado que esta ultima parte podría cambiarme la vida para siempre.

Encontré en este medio un lugar donde poner en palabras lo que llevo adentro, porque si bien todas tenemos una pareja, a la familia, a los amigos que conocen de nuestro "problemita", que nos acompañan, nos dan animo, nos ayudan, nos cuidan, a pesar de ellos nadie puede comprender por lo que pasamos durante esta lucha. Me atrevería a decir que ni siquiera nuestros maridos pueden dimensionarlo. Ellos lo viven quizás, desde la tristeza y nosotras desde la ausencia. Esa es mi forma de ver esta realidad que nos toco. Creo profundamente que cada una de nosotras esta SOLA en este sentimiento. Creo que solo quien paso por esto puede comprenderlo correctamente. Y digo correctamente porque nuestro entorno desde su lugar lo hace, pero lo que yo siento es que solo quieren consolarnos, conformarnos con palabras vacías, con posiciones facilistas, mediocres. No quiero que se mal interpreten mis palabras, pero nuestro universo emocional es tan profundo, tan intimo, tan frágil, tan inestable que todas esas palabras no hacen mas que hacernos sentir incomprendidas y muchas veces nos enojan. Nadie duda de sus buenas intenciones, pero no nos sirven para nada. Frases como “te tenes que relajar”, “por que no se van de vacaciones ¿? Seguro te venís embarazada” “tenes que pensar en positivo” como quieren que piense en positivo si hace 5 años que lo único que recibo son negativos!! Mi cabeza registra negativo, negativo, negativo, esta cosa esta tildada en negativooooo “porque la ley de atracción…” me cago en la ley de atracción ¡! Si fuera por ella yo seria Maru Botana!!!! “cuando menos te lo esperes…”,” pensaron en adoptar??”, de alguno más evolucionado habrás escuchado ”y la ovo donación??”. No gente ¡!! Muchas gracias ¡! Tengo esta lucha y la quiero ganar ¡!! Por lo menos hasta que me de la cabeza o tenga los ovarios como dos pasas de uva!! Y te empiezan a regalar una enorme colección de estampitas, velas, rosarios, santos que no sabes ni quien corno son, pero que igual les rezas, por las dudas, no vaya a ser cosa que juste ese que arrumbaste en un cajón sea el milagroso!!!

Como leí hace un tiempo en el blog de Maru Pesuggi, la infertilidad es una enfermedad silenciosa que se va metiendo en tu vida de a poquito, sin hacer mucho ruido hasta que un día, esta maldita enfermedad te muestra sus dientes y te das cuenta que tu vida no tiene más sentido que la búsqueda de ese milagro. Dios nos puso esto en el camino y nos dijo: Te dejo este regalito, se llama infertilidad, fijate que podes hacer con ella… De repente te encontras yendo de especialista en especialista, de estudio en estudio, al psicólogo, cuando no al psiquiatra, vas a reiki, haces yoga, acupuntura, reflexología, haces memoria celular, registros akashicos, vas a ver al Padre Ignacio a Rosario, a María Livia a Salta, al cura sanador del barrio y a cuanto lado te recomienden ir, todo suma. Me pregunto, todo suma ¿???. Creo que entramos en un círculo vicioso de sobreinformación que genera más ansiedad que calma, nos convertimos en investigadoras expertas en el tema, un día te vez hablando con tu medico “mano a mano” proponiéndole vos a él alguna alternativa que te contaron o que encontraste en el Dr. Google!! que locura !! y nos olvidamos que el milagro va a llegar cuando sea el momento justo. Que difícil no? ojala pudiéramos verlo así, nos ahorraríamos más de una lagrima. Quizas las mas creyentes puedan verlo, no es mi caso, mi fe no es tan amplia como me gustaría.

Hace unos meses mi hermana mas chica quedo embarazada, 15 dias después de su noticia, tuve un lindo papelito con un lindo SIGA PARTICIPANDO, producto de mi 3° in vitro. Otra vez con las manos vacías, con el corazón destrozado y con ganas de dormirme y despertarme 2 años mas tarde. En ese momento sentí, ante esta realidad tan concreta que estaba viviendo ella, que yo estaba viviendo en una nube de pedos, en una ilusión absurda que no sabía si algún día iba a llegar.

Transite todo su embarazo con mi mejor cara de póker, comprándole regalos a mi sobrino, decorando su habitación, viendo crecer su panza mientras pensaba CUANDO MIERDA ME VA A TOCAR A MI!! Si bien siempre tuve claro que su realidad no cambiaba la mía y estaba dispuesta a disfrutar de ese momento tan lindo, cada 2 x 3 volvía a casa llorando como una nena que le sacaron los caramelos, con una angustia en el pecho que quisiera que me la saquen a los tirones. Y ahí está tu marido, que ya no sabe que hacer con tu angustia, que ya no sabe más que decirte para que te pongas bien. Y así van pasando todos los embarazos posibles, tus hermanas, tus amigas, las hermanas de tus amigas, las amigas de tus hermanas, tus compañeras de trabajo…. y cuando crees que ya pasaste por todas las frustraciones humanamente tolerables, arranca la segunda vuelta de hijos de cada una de ella, y ahí estamos nosotras, mirando nuevamente para el costado para que nadie se de cuente de lo mal que nos cae la noticia, intentando simular una alegría inexistente, que nos hace sentir culpables de no poder compartir la alegría de la gente que queremos.

Cada año pensamos, “este cumpleaños voy a estar embarazada” y llega tu cumpleaños y nada. Entonces lo pasamos para el día de la madre “este año festejo yo también” y otra vez vas con la bolsita del regalo para tu mama y tu panza vacía.Durante 7 años cuando íbamos a la casa de mi suegra todas traían regalos para las madres y para no hacerme sentir mal, me traian a mi tambiennnnnn !!! que parte de NO PUEDO TENER HIJO NO COMPRENDIO esta gente !!! Hasta que el años pasado les pedi a todas estas cabeza de chorlito que no me traigan más un regalo, Igualmente muchas gracias !!!.

Pasado el día de la madre, le ponemos todas las fichas a Navidad / Fin de año, y ahí estamos nuevamente, chatas, chatas, ni un ápice de pancita asomando, salvo la de haber comido un poco demás durante todos estos días festivos y algunos otros más. Fin de año, agudiza mi frustración y mi tristeza, si ya se, es solo un día mas en el almanaque, porque después del 31 viene el 1°, y asi sucesivamente, pero para nosotras es otro año más perdido que nos cierra la puerta en la cara, es otro año que empieza donde tu propia biología te va pisando los talones.

Los tratamientos a los que nos sometemos son una capítulo aparte, sobre todo la In vitro. Salteando todo el conocido proceso de estimulación durante unos cuantos días llega el día de la aspiración. Es como rozar la locura. Salís de tu casa con marido y tras unos minutos de anestesia volves a una habitación con una absurda sensación haber dejado a tus hijos solitos en un laboratorio y con la angustia de una madre abandonica. Lo más loco de la situación es volver a buscarlos 48 hs después !!. Ese dia te levantas con tanta emoción… vamos a buscar a nuestros hijitos!! Salimos de casa 2 y volvemos 5 !! Guauuuu ¡! Como acomodo esta idea en mi cabeza??. Durante 15 dias empollas estos embrioncitos cuidándote hasta de tu propia sombra, porque hasta tanto nos digan lo contrario ESTAMOS EMBARAZADAS. Eso es lo que sentimos, estamos atentas a cualquier mínima señal que nos da el cuerpo para pensar que esta vez se nos dio. Pasamos de estar emocionalmente desbordadas a emocionalmente desesperadas. Son los 15 dias mas largos de tu vida, no ves la hora de que llegue el gran día y a la vez, no queres que llegue nunca, no queremos enfrentar la noticia y el nudo en el estomago es peor que una apendicitis. La mala noticia no tarda en llegar, el castillo de naipes de derrumba en cuestión de segundos, el mundo se nos viene encima y otra vez nos preguntamos POR QUE?? y pensamos que injusta es la vida. Yo, particularmente, creo que lo es.

De repente me sentí una persona toxica para mi entorno, siempre monotemática. Me sentí aburrida de mi misma, de escucharme, de tener todos los días el pensamiento dando vueltas en mi cabeza, de buscar por donde sea una respuesta que ni siquiera los médicos tienen, lamentablemente (o por suerte) en fertilidad 2 +2 no es 4, de pensar que si ellos no encuentran la respuesta la voy a encontrar yo!!! que ilusa!!!. Aburrida de controlar las fechas, de gastar fortunas en Evaplan, de mirar con envidia a las embarazadas, a la familia Ingalls de paseo, me canse de que todo el mundo me pregunte “y, en que estas, “están haciendo tratamiento?”. Me canse de que mi mundo se haya reducido a la mínima expresión.

De repente me di cuenta que con mi marido nos fuimos aislando, encerrándonos en nuestro bunker, evitando las casas con chicos, frecuentando cada vez menos a nuestros sobrinos , todo inconscientemente, pero esto también es parte de esta enfermedad de mierda. Había un mundo afuera y me lo estaba perdiendo.

Por eso, un buen día, pensé…paren el mundo me quiero bajar!!!, sentí la necesidad de dejar todas las “actividades” que me hicieran remitir continuamente al tema y volví al consultorio de mi medico Marcelo Martinez, poniéndome en sus manos, comprendiendo que ya hice todo lo que estaba a mi alcance, me sentí tranquila conmigo misma y me prometí que no voy a dejar la vida en esto, que todos estos años fueron pasando sin que me diera cuenta, y que si viene un hijo suma y si no viene, no resta. Amo profundamente a mi marido, somos muy felices, tenemos una hermosa relación, una hermosa vida juntos y no puedo permitirme que el árbol no me deje ver el bosque.

Estoy por arrancar mi 4° in vitro a mis 37 años, como verán, un poco emocionalmente inestable, pero más tranquila, pidiéndole a Dios que nos ayude, tratando de encararlo como una nueva oportunidad, porque eso es lo que es, una nueva oportunidad que nos da la vida para encontrarnos con nuestro hijo y esperando que más vale tarde que nunca ME PARTA UN MILAGRO.

PD: Plantar un árbol, escribir un libro, tener un hijo… Todavía no tilde ninguna. Quizas sea mas sencillo plantar un hijo, escribir un árbol, tener un libro.

Hasta pronto, un gusto encontrarlas en este camino tan difícil pero creo, vale la pena caminarlo.

Besos Maru !

Vale




Maru - Que me Parta un Milagro
Comprtilo Comprtir en Facebook

2 comentarios:

  1. Valeria, tu historia me llegó mucho. Me gustó leerte, me sentí identificada con muchas cosas que compartís. Me hiciste reir, conmover, soltar algún lagrimón que otro... en fin, muchas gracias por compartirlo. Cada tanto te leo de nuevo.
    Mucha suerte y ojalá puedas cumplir tu sueño.

    ResponderEliminar
  2. Recién te leo y realmente me identifiqué mucho.
    Es increible como este mundo de la infertilidad te vuelve tan similar!
    Los mismos consejos, los mismos ritos, las mismas esperanzas que mueren en cada negativo.
    Yo pasé por varias etapas ya... Entusiasmo, Ansiedad, Incredibilidad, Impotencia, Enojo, Ira, Angustia, Tristeza, Desesperación.... Ahora creo q estoy en la de la resignación y aceptación... Pero con el temor siempre presente de que nuca llegue ese milagro q tanto esperamos.
    Tengo 34 años, en 03/2014 se cumplen 2 años de busqueda...
    Me hice muchos estudios al igual que mi marido y tal cual, Infertilidad sin causa aparente. Lo último fue la laparoscopia que también dio "perfecta" pero el bb no llega....
    Y así estamos en este camino q solo quien lo vive sabe de que se trata...
    Aún no inicié ningún tratamiento... Mi doc me dio 2 o 3 meses de "vacaciones"..jaja
    Y no se qué hacer.... La verdad no se.....

    Te deseo toda la suerte para que llegue ese sueño y puedas disfrutar de ser MAMA!

    Contanos cómo sigue todo!

    Besote!!!

    Grisel

    ResponderEliminar

¡Dejame tu mensaje!.