La historia de Vanesa.

Lo interesante de la historia de Vanesa es que no tuvo camino con la infertilidad (propiamente dicho). Para ella el camino de la búsqueda del embarazo natural que no llegó se trasformó en Acogida Familiar directa. Es una historia distinta pero con final feliz.

¡Gracias por contarla y ser parte del blog! Muchas felicidades para vos y la familia que construiste junto con tu marido!





Hola Maru.

Mi nombre es Vanesa, tengo 28 años, soy Técnico en Educación Infantil y trabajo en un centro de menores, con infantes desamparados de edades comprendidas entre los 0-12 años.

Soy argentina nacionalizada española. Vivo en Barcelona, desde el año 2000.

En 2008 conocí en un viaje a BS AS al que es desde hace 5 años mi marido. Hace casi 2 años empezamos a buscar un bebé, buscamos a full durante unos 7 meses, sufrí demasiado con los negativos constantes y me cansé. Frente a lo que puedas creer no sé si soy infertil-esteril.

En enero de 2013 optamos por la Acogida Familiar, a la que pueden acceder menores que viven fuera de su entorno familiar y a las que se prevee que no podrán volver.

Empezamos un proceso burocrático corto y 10 meses después Junior llegó a casa. Tiene actualmente 7 años, (llegó con 6) y debido a que residia en el centro de menores donde yo trabajo, lo conociamos ambos (mi marido y yo) desde que tenía 3 años.

Actualmente lleva 6 meses viviendo con nosotros, mantiene contacto esporádico con su madre biológica y parte de su familia.

¿Porqué te escribo? Me apetecia que conocieses lo que me pasó a mí, que simplemente me harté del dolor y optamos por otras cosas. Y no me voy a poner a decir a nadie que existen otros caminos, creo que cada uno elige el que desea y el que quiere... pero a pesar de haber elegido tener a Junior (a quién amo como si fuese mi propio hijo) me identifico con la busqueda y el dolor que se siente cuando las cosas no llegan al puerto que uno elige.

Desde que empezamos a buscar, no nos hemos vuelto a cuidar con mi marido y aún así, después de "relajarnos", de "irnos de viaje", de "hacer vacaciones", " de ser padres" de "no pensar y seguro que viene"... etc etc etc, aún no he tenido la dicha de quedarme embarazada.

Las entiendo a tosdas ustedes, y sufro, y a veces maldigo, con mi marido refunfuño... De salir y poder observar a la misma mujer embarazada dos veces en tres años y pensar "Pucha, que facilidad"... Y las envidio y cuando alguien del entorno se embaraza, siento rabia de pensar ¿porque yo no?... Y después pienso en mis chicos, ¿como puede haber madres negligentes, que abandonan que maltratan y que se olvidan del niño que han sacado de sus entrañas? ¿como no se dan cuenta? en fin, imaginate lo que supone para mí, trabajar con hijos de todos hijos de nadie...

En fin, me considero madre de mi hijo, pero noto la falta de la que tanto hablan... Existen un sin fin de situaciones para un sinfin de nosotras, distintas madres, distintas mujeres, distintas decisiones, distintos amores,

Solo te deseo una cosa, un hijo sano y felicidad eterna.

Sin otro particular, Vanesa.
Maru - Que me Parta un Milagro
Comprtilo Comprtir en Facebook

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Dejame tu mensaje!.