Betaespera: cuando la tierra gira sin vos.


Betaespera, Los 14 Días del Infierno, 2WW (de sus siglas en inglés: Two Week Wait) son al menos unos de los sinónimos de:   ¡mierda! ¿y ahora que hago?. Betaespera: cuando la tierra gira sin vos
"Y dijo la Diosa Fertilidad: Sea el ciclo; y fue el ciclo. Y vio la Diosa Fertilidad que el ciclo era bueno; y separó las dos primeras semanas de la betaespera. Y llamó a las dos primera semanas fase folicular, y a las tinieblas llamó fase lutea. Y fue la fase folicular y la lutea: un ciclo.” 
Libro del Génesis Fértil 40:3-5

Todas... pero TODAS las infértiles pasamos por esto. Es tan cierto como que te apuesto mi ovario derecho a que estás mirando la pantalla mientras lees estas palabras... y a que estuviste en betaespera al menos una vez.

Y no necesariamente la betaespera es llegar al día que vas a un hospital/clínica/instituto a que te saquen sangre para ver si existen rastros de la hormona HCG en tu sangre. No. Porque muchas veces la tía colorada llega antes, para evitarte la molestia de que tengas que irte a sacar sangre (¡con lo que le cuesta a algunas enfrentarse a la aguja!).

Pero vayamos al comienzo de la historia.

Estuviste calculado, midiendo y controlando el calendario cual arquitecto e ingeniero miden milímetro a milímetro los cimientos de un puente.

Seguramente también usaste herramientas complementarias como test de ovulación o de saliva.

O es muy probable que, estando en tratamiento, te hayas tomado la píldora e inyectado las hormonas de forma exquisitamente perfecta desde el comienzo del ciclo.

Ciertamente fuiste a hacerte ecografías para monitorear tu ovulación.

Tomaste maca, ácido fólico, onagra y exprimidos de compota de garbanzos negros de Sudáfrica. Le tocaste los pies a la virgencita de la parroquia. Te persignaste por cuanto iglesia pasaste por delante. Rezaste a tu Dios, y a los dioses de otras religiones también, por las dudas.

Soportaste el mal humor, los calores y los fríos de los efectos secundarios de las drogas.

Fuiste a correr al parque, paseaste por la costanera, caminaste por los shoppings, tomaste clases de yoga, sacaste a pasear al perro un poco más de lo habitual, y sumaste acupuntura para relajar y ayudar al cuerpo con la ciencia oriental.

Confiaste en la ciencia, en el amor, en la fe y en la esperanza.

Hiciste muchas cosas las primeras dos semanas de tu ciclo.

Hasta que la tierra dejó de girar.

Es el primer día después de la inseminación, es el primer día después de la transferencia, es el primer día del supuesto día de ovulación. Y por algún motivo,   el tiempo se congeló. De repente la tierra dejó de girar.

Obviamente es una metáfora, la tierra sigue girando, los segundos siguen corriendo, para todos...   menos para vos.

La mañana se extiende, la noche no llega. La clase del GYM dura más que nunca, la reunión de trabajo no acaba más. El viaje hasta el trabajo es infinito. Tu programa favorito de TV parece no acabar nunca. Internet es lo mismo de siempre: el mundo virtual al alcance de tu mano no tiene novedad interesante para regalarte.

El reloj se convierte en el peor enemigo, como cuando íbamos al colegio y esperábamos el recreo, cada vez que lo miramos, parece que las agujas corren en sentido contrario: el tiempo no avanza.

Las charlas con amigas no te entretienen, en la tele no hay nada interesante para mirar, las revistas aburren y los libros que hace unos días parecían de lo más fascinantes: te duermen.

Nada. Simplemente la tierra gira, sin vos. Te das cuenta que estás en betaespera, ENTRASTE en betaespera: un mundo paralelo, donde los minutos se transforman en horas, y las semanas en meses.

Es importante saber que en este "mundo paralelo" estás sola. Nadie jamás va a ayudarte en tu infinita estadía en la betaespera. Ni siquiera sentís la empatía de tus hermanas infértiles: porque por más que te alienten, te deseen los mejores buenos deseos y te den trucos de relajación... en el mundo paralelo reina el más absoluto letargo.

Lo más similar es sentirse levitando en un lugar del espacio donde no hay gravedad. Estás flotando en el aire viendo en cámara rápida la vida de los demás. Todos corren hacia donde tienen que ir. Todos están haciendo sus cosas a la velocidad de la luz.

Y vos los mirás desde ese lugar, flotando, en tu mundo sin tiempo, como si fuese una película de ciencia ficción.

Todo lo que hagas transcurre en cámara lenta.

Despacio...

Deeeeeeespaaaaaaaaciooooooooooo.

Y tus respuestas corporales son lentas y torpes, porque tu cuerpo está en el mundo real, y tu mente en el mundo de la betaespera.

Todo es aburrido y sin excepciones. No hay nada que llame mínimamente tu atención y si existe alguna forma de escaparle a las obligaciones, siempre vamos a ir en esa dirección. No estamos en tiempos de prestar atención a otras cosas más que a nuestro cuerpo.

Estás hiperalerta. Prestás atención a cualquier lenguaje del cuerpo. Si hubo un dolor, un cosquilleo fuera de lo común. Si estás raramente cansada o hiperactiva. Si algo cambio de forma o de color. Si existen nuevas venas visibles. Te mirás una y mil veces en el espejo. Y si quedan dudas te probás ese pantalón que te queda un poco ajustado para ver si hay algún cambio: ¿estaré reteniendo líquidos o estoy embarazada?.

Tu mejor amiga es tu mente que divaga. Te desafía a adelantar el normal transcurso del plazo probando con un test de embarazo lo que una máquina del tiempo no puede darte. "¿Por qué no la inventaron todavía?".

Y ya pasó todo.

Sinó llegó la tía colorada, es momento de irse a sacar sangre.

Porque estuviste esperando eso, que te saquen sangre.

Ya está, llegaste al DÍA, tuviste la suficiente suerte de llegar a ese día AL MENOS con la duda.

Y el tiempo desde que te sacan sangre hasta que te dan el resultado (que puede ser de 1 a 8 horas) el mundo empieza a girar de vuelta para vos. Pero solamente desde ese momento.

Lo que diga el resultado de la beta será protagonista de otra historia.

Pero así fue tu   betaespera, así fue como la tierra dejó de girar por 2 semanas.


-----------------------------------------------------------

Otro tema: quería contarles que tuve un episodio poco feliz esta semana que pasó. Una persona publicó en su grupo de Facebook la "Carta a París" que con tanto amor escribí a mi futuro bebé. Pero esa persona se "olvidó" de donde había copiado la carta y aprovechó para firmarla como propia. Como experiencia me dejó un sabor amargo. A ver, no soy una pánfila: todo lo que se publique en internet va a ser diseminado y esparcido como una tormenta espermática en la cavidad uterina. Me gusta que así sea, que todos los que se sientan identificados con estas cosas que escribo, al punto de querer compartirlo con quienes quieran, me halaga... porque al fin y al cabo: ¡esa siempre fue mi idea!. Así que ya sabés, si viste a alguien que se adueñó de mis palabras, avísame, tengo unos matones que me cobran barato para quebrar piernas... ¡¡NO!!, ¡es un chiste!. Solamente avísame, es una forma de sentirme reconocida, porque a veces algunas cosas duelen, sobre todo cuando salen del corazón. ¡Gracias por estar del otro lado!.




Maru - Que me Parta un Milagro
Comprtilo Comprtir en Facebook

21 comentarios:

  1. odio las betaesperas, incluso los 14 dias post ovulación, en ciclo normal, sin tratamiento, son lo peor...
    q fuerte lo del palgio... me parece tremendo...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ni lo digas, me pasó justamente en este último ciclo de "descanso"... con la estúpida esperanza que "tal vez" se diera el milagro...

      Lo del plagio sin palabras!. Beso!!

      Eliminar
  2. estoy deseando que llegue el tratamiento pero ¿Cómo hago para saltarme la betaespera? Lo tengo chungo, verdad? :P
    Qué fuerte lo del plagio!
    Bsss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. AY!, la betaespera pero de tratamiento tiene otro capítulo a parte... estoy igual, esperando "empezar"... la tenemos RE CHUNGO! jajajajaja.
      Un besote!

      Eliminar
  3. Betaespera, por dios!!!!! No la pase mal, pero es cierto, se hace eterna!!!!!!!

    Che, feo lo del plagio, pero no le mandaste un mje privado a quien la publico? Ojo que porahi no se dio cuenta!

    Ah, te dejo un temita para alguna entrada, los calculos que hacemos de la fecha probable de parto, cada mes aunque tengamos cuatrocientasmil ecografias que dicen "flaca, sabelo, no ovulaste". Y como pensas "que lindo, seria para nuestro aniversario" o "que lindo, va a ser de tal signo" o "que lindo, voy a pasar todo el verano cagandome de calor con la panza" (llegado cierto puntoo ya no te importa nada con tal de que llegue!)

    Te mando un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Kaby!, sí le mandé mensaje, me respondió, pero no me sirvió la excusa, por suerte lo borró sin mas complicaciones.

      Jajajajaaaaaaa EXCELENTE sugerencia!, es increíble como este mundo infértil no tiene límites... y confieso que lo he pensando. GRACIAS MIL!!!!.

      Un beso grande para vos!.

      Eliminar
    2. Y yo que pensé que era la única que calculaba cuando iba a parir dos días después de ovoluar!!! qué boluda, me pasa todos los meses!! no lo puedo evitar...
      A mí se me hace eterna la última semana, no hice ningún tratamiento todavía, pero cuando voy a mirar porque el almanaque estoy segura de que me tiene que venir.. me falta todaaaa otra semana, y no lo puedo creer, cuento varias veces, pero no importa cuanto cuente me sigue faltando una semana.
      Azique no zoy ezpeziaal!
      Nao

      Eliminar
  4. Hola Esperanza!!! Lo de la betaespera es desesperante, creo que incluso más para mi pobre marido, que además de también en síndrome betaespera, se tiene que aguantar todos y cada uno de mis supuestos síntomas de embarazada (sin estarlo, por supuesto) y mis malditos cambioS de humor, que se los atribuyo más a la desesperante betaespera que a las hormonas...
    También me parece buena idea que escribas algo como lo que te sugirió Kaby....que hasta nos damos el lujo de “escoger“ momento adecuado para darle el notición al marido, cuando estaría bien contarle a la familia?...me ha pasado incluso, que en un momento familiar acogedor pienso “ahora sería un buen momento para decirles que estamos esperando....", y regreso a la cruda realidad...y claro que también he pensado en las fechas de parto “que sea en abril por la primavera“, o "para mi cumple“..... Bueno un besazo!
    Lo del plagio, me lo imaginaba! Está super bien escrita y a muchas nos guataría poder expresarnos como tú!! Seguro que te lo segirán robando, y hasta lo traducirán en mil idiomas!!! Yo te aviso si encuentro por ahí alguna intrusa roba cartas a parís!!! Beso guapa!
    paodPP

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que lindo! compartir con el marido la desesperación de la betaespera!... aunque en mi casa con mi locura es suficiente (elegí a mi marido por ser mi opuesto... él hizo lo mismo... menos mal! jajajaja).

      Gracias por las ideas, las estoy anotando en un borrador porque están bárbaras graciasssss!.

      PD: Por lo del plagio... WOW, me dejás muda... tuvo muchas repercusiones "Carta a Paris" tan pero tan dulces que jamás pensé que iba a poder tocar corazones de esa manera.

      BESOTE PAOOOOO!

      Eliminar
  5. Estoy en esas... día 28 del ciclo y no aparece aquella, aunque para mi ese no es síntoma y me dijo el dr que era ciclo largo porque la inseminación me la hizo en el día 17. A esperar hasta el sábado :S. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. PIPITEST jajajajaja, bueno, admiro tu paciencia Doca, ya te dije... pensá que falta menos para ir al laboratorio... OJALA que así seaaaaa un super positivo!!!

      Eliminar
  6. Me encantó, me he sentido taaan identificada! ideal, gracias.

    ResponderEliminar
  7. Hola Maru,

    Estoy a dos días de la beta y estoy atacada de los nervios. De hecho, hoy estoy de bajón porque me duelen los riñones, los ovarios,... En fin, ojalá me equivoque, tengo que confiar en que el futuro será diferente al pasado.

    ResponderEliminar
  8. hola, soy Alicia, gracias a todas por compartir sus sueños y miedos, han sido un gran apoyo, yo también estoy en mi betaespera o espera de mier... llevo dos semanas en que siento el mundo girar sin mi, sólo quisiera dormir y despertarme en una semana más, aún me quedan 72 horas de angustia o de ilusión dependiendo del momento del día en que me preguntes. Actualmente vivo en Italia, hace 10 años que estoy fuera de mi país y en estos momentos me siento más sola que nunca, tengo 38 años y hace dos semanas hicimos una IA, cuando mi marido se va a dormir leo el blog, me da valor, me hace reír y llorar, pero por sobretodo me hace sentir que no soy la única que espera... gracias, infinitas gracias a todas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Alicia NO estas sola, tal vez si un poco lejos (cuak!) pero SOLA NO!!!!
      Ojala haya dado positivo, y sino ya sabes, acá estamos todas, y somos MUCHAS!

      Eliminar
  9. hola en plena beta espera.....el trabajo no me importa, si los gatos comieron o no, si mi marido esta vivo, si salio el sol o llueve a cantaros, s olo quiero que pase el tiempo y que las semanas pasen, porque se convierten en dias y horas eternas. y que nadie me diga que respire que yoga y que la puta que lo pario trato de hacer lo posible de contenerme de reirme de olvidarme por momentos me olvido intento no sentir dolores mis primeras betaesperas todo era novedad ahora se que son las hormonas y si no lo son se confunde todo se confunde. En fin intento no desesperar gracias por este blog :) una bendicion en dias de beta espera

    ResponderEliminar
  10. Hola hermosa Maru!!!!! Por fin alguien que le pone humor a estas vivencias! Hace unos días te descubrí y no paro de leerte...
    Agrego algo terrible de la beta-espera: cuando tus super-archi fértiles compañeras de trabajo te preguntan al otro día de la transferencia y subsiguientes: "¿Y??? Novedades???" NO!!! LPM!! para matarlas jajajaja
    Saludos y Gracias Totales!!!!
    Eli de córdoba

    ResponderEliminar

¡Dejame tu mensaje!.