Pinchate esta.

Anécdotas, a esta altura tengo una incontable cantidad de anécdotas en este camino zigzagueante de la búsqueda de nuestro heredero. Hace un tiempo estaba recordando una que me causó mucha gracia y debe ser ampliamente compartida (ya quiero leer sus propias experiencias). Estoy haciendo referencia a mitad del año 2012 cuando descubrimos el Varicocele bilateral por lo cual Marido tenía que tomarse las vitaminas que tienen gusto y olor para el olvido (jajaja), él se resistía y yo le decía con tono histérico:

- Por favor, ponete las pilas, ¿sabés como termina esto sino mejoramos tu Varicocele?, voy a tener que inyectarme hormonas... ¿entendés? ¡INYECTARME HORMONAS!, usar agujas, como hacen los drogadictos, ¡yo misma! ¡o vos! ¡o el farmaceuta! ¡o quien flauta sea!, es una locura llegar a "ese punto", ¿te das cuenta lo doloroso e invasivo que puede ser para mi? Mucho mas que lo que vos te tengas que bancar el mal gusto de las vitaminas.


Y que lejos quedo "esa" Maru que veía a los tratamientos de esa forma, seguro que nos pasó a todos lo mismo.

Ya sabemos como siguió la historia: llegamos a los pinchazos. Al contrario de algunas leonas, yo no le tenia miedo a la aguja, ni al dolor porque soy re re re valienteeeeeeeee, eso sí, tal vez te cierro los ojos mientras Marido aprieta el émbolo... pero no más que eso. La cuestión yo siempre la relacioné con poner la aguja en la piel y atravesarla para apretar el émbolo y bancársela si es que llegaba a arder el pasaje del líquido.

[Nota de autor: voy a desasnar a algunas mamotrecas para que cuando terminen de leer esta pieza literaria digna de un Pulitzer sepan las diferentes partes de la "pichicata", así saben de que corno hablo cuando nombro las cosas]

Diferentes partes de la "PICHICATA"

La voy a resumir, resulta que nada funcionó, me estudiaron a mi y detectaron el funcionamiento de bosta de mis ovarios, entonces llegó el momento de la pichicata. Pero como dije antes, soy una mina re valiente, al punto de que me llamaron para hacer la película de la hermana de Thor pero como no quería que todos los hombres me desearan, rechacé la oferta... además no está copado que mi hermano esté TAN BUENO como Thor... terminaría siendo incestuoso o como se diga... (igual hermano, si estás leyendo, tenes toda la facha).

El pinchazo no fue parte el problema, fue la otra parte de la historia lo que nos dejó la anécdota. Se suponía que llegar a las hormonas inyectables es como un "re paso" (¿alguien más notó que e estoy hablando como las hermanas Xipolitakis?), digamos como que es un paso importante para nosotros como pareja ya que mientras algunas se organizan para irse de viaje New Zeland (tipo nah) otras piensan en casarse, otras comprar el auto o la casa, algunas en pintar la pared del living de color rojo-sangriento-de-moda-que-queda-como-el-orto, para nuestras parejas "el paso" que nos hace avanzar es pasar de pastillas a agujas, tambores y mucha guita en hormonas. Pero viéndole el lado positivo tomamos este paso con enorme alegría. Obviamente que habían miedos y obvio que no eran míos porque soy re valiente, pero sí muchos nervios porque no sabíamos que efectos secundarios podrían afectarme: pasar de ser vaca feliz a hipopótamo con toda la retención de líquidos de Argentina. Vaya uno a saber...

En fin, nuestra médica de ese entonces nos explica rápidamente como usar el Menopur y el Puregón:

- Primero te limpiás con alcohol la zona en donde te vas a aplicar, luego tomás la aguja grande, la colocás en el tambor y tomás el líquido del frasco, luego pasás el líquido al frasco de la pastilla blanca hasta que se disuelva, agitás un poco para que se mezcle bien todo, volvés a tomar el líquido, cambias a la aguja mas chica, apretás un royo -no se te va a complicar, gordita- e incertás la aguja a 45º y apretás el émbolo. Contás hasta 5 cuando terminá de pasar todo el líquido y te limpiás con alcohol de nuevo. El Puregón es mucho mas fácil: colocás el frasco en la lapicera, ponés la dosis que te vas a colocar, te pinchás, presionás el botón y listo. En esta hoja tenés las dosis que tenés que usar día a día.

Obviamente que no hizo falta que repitiera nada ya que Marido y yo tenemos caras de profundos intelectuales con coeficiente intelectual por encima de la media poblacional... por lo tanto con una sola explicación era más que suficiente.

¡¡Listo el pollo, vamos a casa a pichicatearnos!!

Pasamos por la farmacia a comprar las drogaaaaasss mjeeeemjemjeeeee. "Esto va en la heladera, pero no en la puerta, en la bandeja media... este no va en la heladera, no hace falta... ¿que tamaño de agujas necesitás?... alcohol.... algodón... ¿algo mas?... pasá por caja que te cobran" y ahí dejamos dos sueldos, parte del agüinaldo, la coparticipación en las ganancias anuales de la empresa... pero nos llevamos mucha ilusión en líquidos y agujas.

Con la llegada de la Tia Colorada me puse pronta para la ceremonia que nos marcaría la vida, las vacaciones, las salidas y todo lo que viniese en el futuro... porque viste que te dije... una vez que uno entra en la infertilidad, toda la vida está gobernada por los tratamientos.

Esperé a que llegara Marido así lo hacíamos juntos. Puse las cajas, el algodón, el alcohol, las agujas, y todo en la mesa, desparramado. Marido quería participar activamente y para mi era muy positivo que él no ocupara solamente el lugar del testigo ocular en todo ese proceso; así que yo armaba las mezclas y él procedía a pinchar. Teníamos todo organizado.

Comienzo a abrir las cajas como si fuese la noche de Navidad, la excitación y la felicidad en dosis hormonales, no podía parar de sonreír "con esto nos embarazamos SEGURO eh!" (jajaja que pelotuda). Comienzo a leer el prospecto de cada hormona porque la explicación de la médica en ese momento me había quedado chica, no me acordaba de mucho. Y no terminé de entender y sentí miedo. El recuerdo de la médica me decía que la mezcla había que agitarla, pero en el prospecto no decía nada sobre eso; y ¿qué pasaba si el frasco lo ponía de costado para tomar todo el líquido y había que usarlo recto? ¿y si me queda alguna gota adentro no sirve? ¿en que momento se puede decir que cagué el proceso? ¿la aguja entra a 90º o a 45º? acá no dice nada.  Y veo montones de agujas y montones de frascos y cada vez veo menos cosas claras. ¡¡Cada frasco sale una fangotada de guita!! ¡¡no puedo cagarla!! si me equivoco va a salir demasiado caro...

Lejos de mi protagónico como hermana de Thor, me empieza a caer la gota gorda que me recorre la espalda, peor no es la gota sexy del verano, es la gota de la vergüenza. Estoy a un paso de arruinar todo y tirar guita a la basura. Mejor vamos a la farmacia a que me aplique el farmacéutico, de paso lo miro, aprendo y luego lo hacemos nosotros. Marido estuvo de acuerdo.

- Hola, buenas noches señor. Necesito aplicarme este medicamento.
- ¿Hace cuanto que está todo abierto?
- 10 minutos mas o menos. El tema es que lo íbamos a hacer nosotros pero me entró el pánico, aunque soy re re re valiente en el 99% de los casos. Es que es la primera vez que hago esto y no quiero arruinar todo...
- El tema es que como está abierto yo no puedo colocártelo, pero voy a explicarte paso a paso.
- ¿Sabe quien soy yo? ¡Yo soy la hermana de Thor!

15 minutos mas tarde salimos de la farmacia habiéndonos matriculado en enfermería, con cara de ganadores de la vida, sonrisa de costado como todo agrandado, el ego por las nubes riéndonos como idiotas por no haber entendido antes ese tan simple proceso! Gracias Sr. Farmacéutico.

Llegamos casa, despejamos la mesa, armamos el set de pichicateo y nos ponemos manos a la obra. Marido miraba como mis manos expertas organizaban esquemáticamente cada elemento a utilizar: botella de alcohol, alcohol en gel (por si acaso), agujas diferentes tamaños, cajas, frascos, esquema del protocolo de estimulacion (para tener a la vista), y por último el celular en mudo para que nadie me rompa las guindas. Todo ordenado simétricamente. TOC!

Esto es un chiste, imposible que sea más fácil, no entiendo porque me la había complicado tanto. Tomo la aguja grande, el frasco de solución salina, perfecto, no fue tan dificil. Inyecto todo en el frasco de la pastilla. Mezclo un poco. Cambio a la aguja pequeña para la aplicación. ¡Ya no falta nada! Estoy a segundos de mi primer inyección. ¿Que clase de ser humano se puede poner tan feliz y eufórico por un momento como este? Solo las LEONAS INFÉRTILES LO SABEMOS, ese es NUESTRO momento de felicidad porque es cuando creemos que algo nos puede ayudar a lograr nuestro sueño. ¡Que momento señores! ¡Cuanta ilusión! Ya está la aguja pequeña colocada en el tambor y antes de pasárselo a marido me ocupo en sacar las gotitas de aire de adentro, como nos dijo el señor farmacéutico: "apretar el émbolo hasta que se vea una gotita en la punta de la aguja y no quede aire adentro del tambor". Estoy apretando delicadamente y no veo que el émbolo se esté moviendo. Ejerzo un poco más de presión y el émbolo no se mueve. Otra vez un poquito más fuerte. Me empiezan a temblar las manos. Venía bien y esto está costando.  Tengo miedo que me agarre un "momento catrasca" y que se me caiga todo de las manos.

Me tranquilizo como puedo, dejo de hacer presión para empezar a apretar de nuevo desde 0. ¡NOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOO! ¡¡LA CONCHA DE LA LORA!! ¡¡SE FUE UN CHORRO COMPLETO POR LA AGUJA!!!  ¿POR QUE DIOS ME CASTIGÁS ASÍ? ¿y ahora qué hago? ¿tiro todo, sirve algo, cuanto quedo adentro? ¿me va a hacer efecto? Lagrimas de odio hacia mi misma, Marido me consuela diciéndome que "la aguja es muy fina y que el chorro saltó muy alto (casi al techo) pero es por la relación aguja-presion, poneme la pancita acá que inyectamos esto, no te preocupes" Pero no ves!, fue un chorrazo! si ese chorro fuera una eyaculación de Diego Maradona seguro que embarazó a la pared de la cocina. ¡¡¡DIOSSSS porque soy tan NABA!!!!

Y como nena de 3 años ofuscada, me acerqué a Marido haciendo puchero, me agarré un rollito y cerré los ojos. Marido tiene las mejores manos para pincharme.

Pero un día Marido tuvo una reunión de trabajo y llegó mas tarde a casa, así que tuve que hacer todo sola. Pero yo, comos dije antes, soy muy valiente, así que no me acobardé en lo absoluto.

Déjame de joder.

Es inhumano, por más que la aguja sea chica es inhumano clavarse algo en el cuerpo.

5 minutos.

5 minutos amagando como una pelotuda a cuerda me ponía la aguja en contacto y me ponía nerviosa y la tenia que retirar. No puede ser que haya tardado tanto. Encima cuando metí la aguja no dolió nada. Pero soy una idiota con todos los números de la lotería. Yo, justo YO con lo valiente que soy... La hermana de Thor... ¿ENTENDÉS? Que bueno que está ese muchacho...

Y ahora solos quedaba pasar el líquido, con una mano mantengo el rollo apretado y con la otra aprieto el émbolo, despacio para que no arda... despacio, despacio... despacio... des... ¿que pasa? Me faltan 2 centímetros y no me alcanza el largo de la mano para seguir apretando. ¿Me dieron todo talle XL y yo soy S? ¿Que pasó? ¿Tengo manitas chicas? ¿Y ahora que suelto: el rollo o la inyección? Algo tengo que hacer, tengo la dosis a media aplicar y ¡¡la aguja metida en mis grasitas!!

BASTA, termino de pasar el liquido, saco la aguja. Me duele todo el cuerpo, la tensión, las articulaciones, el estrés me agotó físicamente. Voy a esperar a Marido en la cama y hoy pedimos delivery, no pienso hacer nada mas. Me acuesto en la obscuridad intentando relajarme y ¡mierda! me acuerdo que tengo que meter el resto de las cosas en la heladera, tirar los algodones con alcohol en el inodoro porque sinó apestan el tacho de basura (¿no me crees? probá: cebolla mas alcohol... ídola).

Dos tapas para tarta. Un paquete de salchichas. Yogures Ser. Un tupper con una milanesa de la noche anterior, un par de tomates y al cerrar la puerta, saludo a las 15 cajas que quedan en la heladera. Cierro la puerta y me imagino como esas hormonas se van a dormir para que nos encontremos al otro dia, su trabajo es uno solo: que mis ovarios trabajen.

Lo logramos, así de a poco, con miedos, risas, metidas de pata y anécdotas superamos la primer semana de estimulación ovárica y encima sobrevivimos a pesar de estar hormonadas.

Un capítulo a parte se merecen los "culitos", que es lo que sobra en cada frasquito de Puregón o Gonal y sirven par hacer entre muchos "culitos" una dosis. Pero esto es a nivel experto-infertil. Sinó pregúntenle a Carito, mi amiga de Mar de Ajó y al Chulo... que quilombo... no cualquiera puede manejar esas dosis. JAJAJAJAJA

Y mas importante un beso a todaaaaas del otro lado, sé que estoy un poco abandonada y enloquecida pero me alegra saber que esperan que acá haya algo nuevo publicado porque sí, todos necesitamos sonreír un poco a pesar de todo! Y si te reíste déjame un mensaje acá abajo!



------------------------------------------------

Descargate conmigo en:


¡Sumate a mi grupo en Facebook!


Todas las gansadas del día a día
Maru - Que me Parta un Milagro
Comprtilo Comprtir en Facebook

37 comentarios:

  1. jajajajjajajaj geniaaaa

    ResponderEliminar
  2. Estoy llorando de la risa!!!! Genial relato!!! Tal cual,todoooooo un ritual, nosotros pasamos derecho a las inyecciones, sin el paso previo de las pastillas asi que fue como con efecto sorpresa...cada vez que me pinchaba mi marido, yo hacia gesto de dolor y una teatralizacion, pero en una de las dosis del bendito menopur (que tiene las agujas mas gruesas que una de tejer crochet) me desmaye y cai dura al piso jajaja mi marido penso que era parte del teatro diario!!! luego me levanto y lo siguiente que recuerdo es estar en la cama, le contamos al medico y le dice a mi marido: eso lo hace para conseguir mimos!!! Naaaaaaaa, con la panza como un colador de fideos y su interpretacion era que necesitaba mimos!!! jajaja

    ResponderEliminar
  3. Yo no podría ser la hermana de Thor, soy muy cobarde.

    ResponderEliminar
  4. genial! los culitos siempre fueron toooodo un tema para nosotros. nos daba furia! pensando lo que salia cada puto frasco. A marido le daba cosa inyectarme, pero lo hacia de buena gana y siempre cuando terminaba me miraba y decia "te dolio? la prox lo hago mas suave si te dolio!, perrrrdonameee". paaaaaaabreeeeee.

    ResponderEliminar
  5. Mi momento de crisis llegó antes... cuando me fui a comprar las inyecciones. Cuando la farmacéutica para explicarme empezó a abrir las cajitas y ví ahí todos los elementos empecé a ponerme pálida... y más aún cuando me dio los conservadores para llegar bien con la temperatura: en ese día de diciembre hacía como 40°. Y más todavía cuando tuve que pagar. Casi me muero de nuevo.
    Pasó un montón de tiempo hasta que las pude usar, porque no me venía, y cada vez que abría la heladera las veía ahí, muertas de risa en la puerta. Y que no se vaya a cortar la luz!!!!
    Cuando llegó el día desplegamos todo con marido en la mesa. Pusimos música tranquila. Miramos los videítos explicativos en youtube. Nos lavamos las manos veinte veces: él las preparó porque yo soy re catrasca, pero después me tocó a mí: La parte fácil fue agarrar el rollito. Cara de miedo, respirar profundo, cerrar los ojos (medio suicida) y piiiin. la aguja hasta el fondo. "ah, no era tan difícil. lo peor ya pasó". Posta no sentí nada. Luego descubrí que el émbolo era más grande que mi dedo, ¡tengo las manos deformes! Y esta mierda que no baja. Y la aguja que se mueve dentro mío. Y la reputamadre no bajaaaaaa. Marido me hace un mimo en la pierna. "¡No me toooqueeeeesssss!". Se va del sillón "Se movió todo, boludo, quedate quieto". Pobre santo, qué paciencia me tiene. Pim pum pam, terminó, "poneme una curita". Y eso fue todo. Mi primera vez.
    Yo nunca me sentí como la hermana de Thor, pero después de eso era la Mujer Maravilla. "Además, esto empieza así, peor debe ser parir". JA, qué ilusa.

    ResponderEliminar
  6. Jajajajajajajajajajaja...jajajajajajaja
    Hola Maru, genia como siempre. Yo personalmente odio las inyecciones y pese a los tratamientos las sigo odiando. Mi ritual es levantarme a las 5:30 hs. Ir al baño lavarme bien la cara no sea cosa q dormida pinche en cualquier otro lado. Ir a mi altar la mesa del comedor y poner encima de ella el algodon, el alcohol, la cinta adhesiva las jeringas, agujas e ir a la heladera por la ilusión. Regresar al comedor y comenzar con la preparación a todo esto mis dos amores (mis pequeñas Rot) sentadas a mi costado y mirándome.
    Y llega el momento en el q debo tomar coraje y hacerle frente a mi cuiky. Y para eso me filmo. Si ya se es medio tonto pero siempre pienso y si es el ultimo tratamiento tengo q tener im registro. Y bueno respiramos ondo, aguantamos la respiración , tomamos la jeringa y pinchazo en la panza aunq a veces son mas de uno porque el liquido no quiere salir de la jeringa y término con un mini zapateo y algun q otro moretón por el cual termino usando remeras hiper largas y rogando no tener q ir algun médico al cual le tenga q dar explicaciones de dicho hematoma.
    Besotes Maru y como siempre te digo te kiero! !!!!
    Ah y feliz dia del amigo!!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja Sil!! FELIZ DIA HERMOSAAAA
      No entiendo porque la cinta adhesiva, en donde la usas? Tenes dos Rotwaillers?? Como se llaman?

      Beso GIGANTEEEEEEEE

      Eliminar
    2. La cinta es para tapar los pinchazos fallidos.
      si tengo dos Rott. Key de 12 años y Zach de 5 años.
      Besotes!!!!!!!

      Eliminar
  7. Tal cual!! En mi caso tengo la "suerte" de que marido la tiene clara ya que es parte de su trabajo y eso siempre me da seguridad. En mi caso, lo gracioso fue que en mi primer tto me fui un fin de semana de spa a la costa con amigas. Por supuesto, ninguna se animó a darme las pichicatas, yo menos, y tuve que recorrer farmacia tras farmacia, ninguna hacía aplicaciones. Terminé en la salita municipal de Gesell. Ms amigas unas genias que me bancaron!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Ahhh pero vos tenes ALTA TRIBU DE AMIGAS, que genias! porque a pesar de no animarse te acompañaron en todo el proceso. Gesell me lo conozco de principio a fin jajajaj, nada que ver pero queria comentarlo.
      Un beso!

      Eliminar
  8. Juaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa!!!! Por favor, qué manera de llorar de risa!!!!! Es cierto, esas pichicatas siempre nos traen "problemitas". Como siempre, tus escritos son fabulosos. Genia!

    Lorna

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias Lorna! que lindo es leerte. Gracias por pasar por aca. Un beso!

      Eliminar
  9. Genial Maru!! Mejor explicado, imposible.

    ResponderEliminar
  10. Este 25 de agosto cumplo mi segundo aniversario de mi primer pinchazo.. lo tengo anotado en la agenda, hablando de cosas ridículas para festejar o recordar.
    Por suerte desde mi primer inse utilicé Gonal.. AMO esas biromes!!!!
    Ahora ya estoy re cancherísima, porque entre todos los trats, Gonal, Pergoveris, Cetrotide y Gonacor, llevo mis buenos 100 pinchazos.
    Peeeeeero, ese primer día fue emocionalmente terrible.
    Cómo estoy buscando sola, le pedí a madre que me hiciera compañía. Preparé todo, limpié el rollito con alcohol, agarré la lapicera en la mano, apreté rollito y me paralicé. Creo que tuve un ataque de ansiedad.. Primero putié internamente a la vida por tener que estar en este baile, y después de descargarme un buen rato no pude más que largarme a llorar de la impotencia, la tristeza y el pánico que tenía..
    La verdad es que no se cuanto tardé.. pero una vez que me recompuse, clave la micro aguja tan fuerte que creo me llegó hasta la columna! !!!!
    Superado el ardor, a partir de ahí todo fue viento en popa.
    En la segunda FIV mi pancita empezó a no tener más lugar donde clavar las agujas.. y la verdad que eso de hasta tres pinchazos en el mismo momento es una maldita putada.. pero bueno, sabemos que hay que hacer lo que hay que hacer.
    Los últimos pinchazos fueron en Diciembre.. este año me tome un descanso para liberar un poco el cuerpo de las hormonas, la mente de la locura y el corazón del dolor.
    Ahora voy a por mis últimos pinchazos, el mes que viene. A buscar que me parta mi milagro..
    Y si.. a veces sentimos cosas muy locas en este camino.. yo cada vez que estoy en tratamiento siento que estoy "en carrera", y un sentimiento de felicidad plena me llena, y me paso todo el día esperando que llegue la hora de inyectarme.. cual adicto con síndrome de abstinencia..
    Siempre pienso en esos momentos "jamás en mi vida hubiera creído que iba a estar todo el día ansiosa y anhelante de inyectarme"..
    Besos!
    L.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me pasa tal cual a vos! Cuando entro en tto siento que estoy en carrera, que estoy haciendo algo... es que creo realmente que es asi, la mayoria de nosotras no lo va a lograr por la via natural lamentablemente.
      Muchos exitos en este nuevo tratamiento, lo mejor para vos!
      Un beso!

      Eliminar
  11. MAru gracias por volver!! (a vos y a fiber garcha q t dejo) Genial la descripcion Creo q todas tenemos ese TOC a la hr d las hormonas!!! Yo llevo 8 ttos mas 2 cancelados puedo dar cAtedra en auto pinchazos y aun asi me sigue costando autoflagelarme!! Te diGo mas trata de aplicarte intramusculares solita y dsp contame!! Hermana d Thor al lado mio No existis!! Besos Angie

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Fibergarcha me tiene podrida! Ahora tnego la mitad del estudio sin internet y los empleados sin conexion y sin trabajar, asi que FIBERGARCHA me afecta en todos los niveles!

      Y todo bien, yo soy la hermana de Thor pero una INTRAMUSCULAR NI EN PEDO!.. Asi que te paso el trono IDOLA jajajaja

      Un beso Angie queridaaaa!

      Eliminar
  12. Gracias Maru y gracias leonas...me siento acompañada cada vez que entro al blogg, Marido y yo estamos en la betaespera de mi segunda IA que fue ayer... Esta vez tuve 12 días inyectandome gonal, mi esposo prepara el lapicero y yo misma me lo inyecto, aun no se como logro vencer esa horrible sensación de puyarme yo misma, bueno si sé, el deseo de tener nuestro bebé nos da la fuerza para seguir día a día. Un abrazo grande!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Ana querida MUCHO POLVO DE BEBE PARA ESTA BETAESPERA!
      Concuerdo con vos!
      Un beso!

      Eliminar
  13. Muyy bueno maruuuu!!! Q bueno q apareciste....

    ResponderEliminar
  14. Maru!! excelente!!!!!
    Te cuento mi experiencia con la 1º pichicata...!
    escena: marido que se va a duchar porque le recontra da impresión la aguja y yo que abria la cajita, la ampolla, el frasquito y trataba de recordar toooooodas las indicaciones! Cuando voy a poner el liquido en el fraquito para que se disuelva, no se porque corno, no podia chuparlo nuevamenteeee! que se yo... era exceso de aire o mis nervios de principiante que me hacian mas torpe! Entonces, me voy corriendo al baño le abro la cortina de la ducha a mariso y le digo Ayudame!!!!! El en bolas, todo mojado y blanco lo intenta y tampoco... hasta que le digo: deja deja que de alguna manera va salir (con lo que salen $$ imaginate)
    Conculsion, me pude pinchar.... pero marido salio de la ducha porque le bajo la presión y termino en la cama un buen rato! asi que imaginen que de ahi en mas... me arreglé solita! pobre santo... por lo menos lo intentó!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajajajaajaja, que tremendista! Me imagino que no va a querer presenciar el parto Romy jajajajajaja!
      Un beso!

      Eliminar
  15. Diossssss TAL CUALLLL MARU!!! JAJAJA Yo, médica y todo... mi primer Menopur hice una cantidad de amagues que da vergüenza.
    Tambien me paso para el Gonacor, ese sí que va intramuscular, en la colita, hasta hoy no me animo a darmelo... me agarro en Villa ciudad parque, a 7km de Villa gral belgrano... locooooo para ponerme la inyeccion me querian cobrar 200 pesos porque la unica clinica ahi no tenia Galeno! en ninguna farmacia aplicaban. Termine buscando el dispensario como loca, QUE ES UN DISPENSARIO FORFAVORRRR!!! resulta que es como una salita evolucionada. Allá fui trepada a los cerros cordobeses RECIEN LARGANDOME A MANEJAR... y rezando pordiooooooooooooo que no se me descongele el friopack y no se me desnaturalice la medicacionnnnn!!
    Cuando encontré el dispensario el dr. que me atendio quiso hablar por teléfono con mi doc para que me asegure que estaba bien lo que me tenia que inyectar...
    Y mi cara de desesperacion YO SOY MEDICA CREEME POR FAVOR, MIRA MI MATRICULA, TE RE JURO QUE NO ME DROGO CON GONACOR CHANBONNNN!
    En fin...
    Post cirugía de endometrioma, en breve si Dios quiere largamos con el pinchaso!!!!!!
    Contenta de que volviste Maru!!

    Ceci N.

    ResponderEliminar
  16. Hola Maru! que lindo volver a leerte! si todos los planetas y el "barba" (como le digo yo a el de arriba) nos ayudan... en septiembre u octubre arrancamos con la 1ra FIV, sin pasar por las IA porque no valían la pena. Ahora pienso en los pinchazos, iremos paso por paso... Pero me re cago en las patas!! En esta semana estamos con eco y hormonales para ver si todo esta ok y arrancar. Besos enormes desde el interior de Cba. Ojala pronto nos parta un milagro!! Cuídate mucho. Que tengas buena semana!!!

    ResponderEliminar
  17. Ayyyy, qué bueno!! Menudas risas me he echado. En mi caso me fui a youtube y vi como quince veces el video en el que contaba como pincharte. Y aún así, cuando estaba a punto de hacerlo lo volví a ver por si me equivocaba, jejeje.

    ResponderEliminar
  18. jajaja. Muy bueno. Yo me hago la valiente con los pinchazos (lo mío es distinto es heparina, pero me pincho todos los días iguamente), pero es verdad que es antinatural tener que pincharse a uno mismo!!

    ResponderEliminar
  19. Muy bueno, a mi me paso algo parecido al principio, pero marido no me ayuda nada, así que a pesar del terror que tengo a las agujas me tengo que pinchar yo. Lo paso fatal.

    ResponderEliminar
  20. Maru, me reido un montón ,sobre todo cuando intentabas quitar el aire a las agujas y te salió el liquido! a mi me pasó lo mismo y tambien pensaba que la había fastidiado, aunque para mi lo peor es inyectarme pregnyl, que es el rompefoliculos y también hay que andar mezclando polvos con liquido, romper ampollas que por cierto mas de una vez me clavé los cristalitos, aqui escribí mi experiencia http://elpesodelainfertilidad.blogspot.be/2014/02/pregnyl.html . Y con el que es de boli, una vez me pasó que yo apretaba y el final no salía , y ahí sudando la gota gorda, apretando , haciendome daño con la aguja clavada y no había manera! tuve que volver a sacarlo y desperdiciar esa dosis y de nuevo clavarme lo que me quedaba... vaya momentos!!!

    Yo también hago uso de youtube para ver como poner las cosas!

    ResponderEliminar
  21. Ay, Maru, cómo te entiendo... Yo obligué a mi enfermera a que me explicara dos veces cómo poner el cartucho de Puregon en la pluma... Que, como sabes, no tiene ninguna complicación, pero estaba tan nerviosa ante la perspectiva de pincharme durante varios días y tan segura de que lo haría mal... Casi cada día me leía el prospecto para ver si lo estaba haciendo bien, y lo mismo con el del Ovitrelle, que ya es la cuarta vez que me lo pincho y, aun así, vuelvo a leérmelo... No sé qué haría si tuviera que inyectarme algo más complejo, como lo que tú explicas... ¡¡Contrataría a una enfermera, jajaja!! La gente que no está en esto no sabe el estrés que supone, no solo tener que pincharte con todo lo que conlleva, sino saber que si lo haces mal no habrá bebé y, encima, todos tus ahorros se habrán ido en ese chorrito que salió disparado... ¡Ag!

    Por cierto, el tema de los "culitos" es muy interesante. Yo los descubrí en mi última inseminación... Teníamos Puregon de la anterior y la doctora nos dijo que podíamos utilizarlo si era para los últimos días (aunque habían pasado dos meses desde que lo abrimos). Pero resulta que, en el Puregon nuevo, quedaba más de lo que pensábamos... Que donde dice 300 en realidad son 375 o así... ¡¡Y eso significa mucho dinero de ahorro!! En fin, perdona mi entusiasmo, pero ya sabes que las que estamos en esto matamos por este tipo de descubrimientos.

    Un besote fuerte... ¡y cuéntanos pronto qué tal tus tratamientos!

    ResponderEliminar
  22. Hola! cuando te inyectas la aguja en la panza, cual es la profundidad correcta? 1 cm? todavia no llegue a ese momento.. el mes proximo empiezo con mi primer IA. El medico me dijo que vea un video en you tube pero no dicen hasta que profundidad es el pinchazo. Gracias chicas! Valeria.

    ResponderEliminar
  23. que nostalgia siento :( mi beta dio negativa y ahora mirando para atrás veo lo feliz que estaba en mis días de estimulacion y betaespera , no veo las horas de empezar de nuevo
    me encanta tu blog siempre termino llorando es rarisimo leer algo que escribe otra persona y es exactamente lo que yo siento besos !!

    ResponderEliminar
  24. Me reí mucho. Gracias. Realmente parece que hubieras estado en casa y en mi cabeza. Me gustó la parte de estar contenta porque con esto logramos el embarazo... Que pelotuda! Totalmente de acuerdo. Besos...

    ResponderEliminar
  25. hola! depues de 3 pinchazos o mejor dicho 30 pinchazos cada vez que quise congelar ovulos y despues de los pinchazos para las dos fiv, ya me siento una cuasi enfermera. Recuerdo la primera vez que tuve que enfrentarme a la aguja y dije gonal todo bien parece inofensivo. Ahora mezclar YO UN POLVITO DE MIERDA y tener que pincharme???? ahhhh la mierda entonces le dije GORDOOOO veni a pincharme vos estas loca?
    vamos a la farmacia, no disculpe señora o señorita pero sin la orden no se la puedo aplicar, vamos a la enfermera que me cobra un dineral un domingo por la noche para aplicarme 3 inyecciones de mierda.
    ahora cada vez que me toca pincharme recuerdo esos iniciones y una sonrisa esboza mi cara, encaro las agujas los medicamentos y le doy a la panza hasta que no queda morada no paro pero ya como que me da autoplacer el pincharme me estare volviendo loca? pensando en hacer un curso de enfermeria...el inicio de la locura jaja saludos Pao

    ResponderEliminar
  26. Jajajaj!! hace tiempo que no entraba a leerte! Gracias por interpretar tan bien lo que nos pasa a todas. Mi primera FIV yo me creía no la hermana... sino el mismísmo Thor!... claro! hicimos una capacitación con la matrona, donde hasta tienen una panza falsa y yo lo hice todo perfecto. Entonces el primer día, antes de ir al trabajo, todo preparado.... no me iba a tomar más de 10 minutos....
    45 MINUTOS como el Chavo del ocho!... " si me piiinchooo..." y nada! Mi pobre marido se asomaba y me decía "te ayudo" y mis ojos llenos de ira y miedo lo hacían huir al otro lado de la casa! Pobre!!... al final lo logré, eran dos cosas, una a cada lado de la panza Uf!.... pero lo bonito es que ya llevo 3 FIV en el cuerpo y muchos pinchazos y en el último, cuando ya creí que lo sabía todo, el doc nos indica menopur y yo, como buena veterana, venga! qué más da!... pero claro, lo malo es que cuando ya era la hora de pinchar, me encuentro que el bendito menopur no viene preparado, sino que hay que hacer la dichosa mezcla con la aguja grande y después pinchar con las pequeñas que previamente había comprado en la farmacia. Pero cuando ya logré (gracias a youtube) preparar la dosis, voy a sacar las agujas pequeñas y NOOOOOOO!! eran todas intramusculares, o sea, como un sable japonés listo para el harakiri!!
    Llorando llamé a mi prima que es enfermera y le dije: qué hago?? no puedo pincharme esto! Me voy a atravesar!! (jajajaj!! como si fuera flaquita)... ella muy calmada me dice: "No te preocupes, no la metas entera, sólo unos 5 o 6 mm..... " Pero si no puedo ni mirarla de lo grande que es!! Por la misma..."! Bueno. Finalmente lo logré y no me dolió nada!, pero de los nervios me pinché el dedo y lloré como media hora! .... Eso. que veo que estamos todas por el mismo camino y espero que nos encontremos en el camino final que todas buscamos; que nos parta un milagro! Un beso a todas.

    ResponderEliminar

¡Dejame tu mensaje!.