Para cambiar hay que tener ovarios.

Valiente quien no se "apachucha", quien se anima a decir "basta para mi, basta para todos". No, no estoy hablando de renunciar a ningún sueño. Estoy hablando de tener el coraje de enfrentar lo que no nos gusta o no nos cierra. Dejar de ser condescendiente y que la entrega deje de ser total. ¿Por qué? Ya lo dijo la Lopilato "porque YO lo valgo".

Cambiar está bueno, sobre todo cuando no te sentís acompañada. Ok, mas de una vez dije que yo, particularmente, no entro a un consultorio para hacerme de un amigo con titulo de médico. Tampoco voy a una clínica de fertilidad para que la médica sea mi psicóloga. Pero hermano, si estoy bajo tu ala hace dos años y cada vez que entro a tu consultorio tenés que leerte mi historia clínica de arriba abajo enfrente mio: es porque estoy dentro de una cortadora de chorizos o tenes amnesia -y espero que no sea la selectiva-. A veces me pasa cuando estoy en épocas de selección de personal que durante el proceso tengo varias entrevistas con la misma persona, en esos casos y para no caer en redundancia y pérdida de tiempo antes de hacer pasar al candidato a la sala de reuniones releo el legajo así cuando tengo a esa persona enfrente siente que le pongo atención y que se con quien estoy hablando. Esto no me lo enseñaron en la Universidad: es un poco de sentido común.


Al fin y al cabo vos viste mis partes mas que nadie en todo este tiempo, hicimos tratamientos de alta complejidad juntos, me viste con dudas, respondiste mis preguntas, despues de dos años calendario no me podés saludar y preguntarme si ya nos hicimos el "cariotipo". No podés, tampoco, preparar nuestro resumen de historia clínica con un diagnóstico que dice que yo tengo de todo y Marido no tiene problema alguno: ¿me estás jodiendo? Hasta yo puedo verle el varicocele y el kruger del 1% atrás de los calzones con el jean puesto... tampoco me podés decir que se equivocó la secretaria al prepararlo, porque este papel lleva tu firma, y si estoy frente a alguien que firma sin leer: tengo derecho a tener pánico.

Ok, la realidad es que antes de pisar ese lugar había investigado mucho, desde mi posición infertil-novata ya que todavía no conocía gente que estuviese en la misma que yo, ni había leído blogs referentes al tema, ni nada por el estilo. Solo usé Google y me apareció un tipo que tenía un programa de infertilidad en un canal de cable. "Ya está, si sale en la tele, debe funcionar"... clásico. Por eso aguantamos estoicamente horas y horas de demora en la atención a pesar de tener turno, por eso y por la confianza que depositamos aguanté estar parada con los ovarios como dos melones porque no tenía lugar donde sentarme de la cantidad de gente que había en la sala. Por eso me aguanté una punción terrible sin anestesia en un subsuelo dudoso. Por eso aguantamos resultados mal tipeados de análisis clínicos e -informe de tratamientos también- que por poco me hacen entrar en depresión durante una semana. Por eso pagamos servicios que despues nos enteramos que también se los habían facturado a nuestra Prepaga... Y mas, cosas, que, prefiero, guardarme, para, mi (el exceso de comas es adrede).

Dos años calendario... suficiente para sentar precedente. Ya sabemos que no podemos juzgar a nadie por la falta de embarazo en los tratamientos, porque si hay algo seguro en este camino es que justamente eso que tanto queremos, no es seguro. Pero basta. Cuando "tener que ir" a un lado se transforma en un trauma es momento de cambiar, y hay que tener ovarios para tomar una decisión así.

Y ahí aparece otro tema no menor: "cambiar es volver a foja cero". Tampoco para tanto. Pero si uno ya se anima al cambio, entonces ya dio el paso más importante y más duro... porque dejar lo conocido y prepararse a conocer algo nuevo que no sabés si puede ser peor o mejor es muy, muy, muy duro. Pero tampoco se empieza de cero. Con uno se va una historia clínica que lo precede, con sus diagnósticos y pre diagnósticos: es la mochila que cargamos "Hola, soy Maru y tengo ovarios poliquísiticos", es esa mochila que arrancó siendo una nube negra que con el tiempo se fue transformando en problemas con nombre y apellido. Es -justamente- el apellido que todavía no está aprobado por el Código Civil pero que ya nos representa. Y con la carpetita que resume los últimos años de vida que vivimos empezamos a visitar nuevos centros, nuevos médicos,.

Pero estos centros y estos médicos a los que vamos son preseleccionados, ya sabemos que vamos a buscar, esta vez voy yo a preguntar que me van a ofrecer, esta vez no necesito que me saquen del agua cual "Pesca Magic", esta vez quiero que me cuentes como esta compuesto tu laboratorio, quienes son las personas que están ahí atrás en la "Cocina de la vida", como es el proceso en los tratamientos... y quiero saber del profesional que tan profesional es... porque evidentemente tener apellido renombrado, un programa en la tele y algunos libros editados no son garantía de ningún trato que merezca el paciente. Busco a alguien que le apasione lo que hace y a lo que se dedica, no a alguien que decidió estudiar medicina porque el negocio de la familia ya estaba mas que orientado. Que mi medico sea el capitán del barco, que sepa como y cuando porque si bien ya consiguió el título siguió investigando y aprendiendo. Esa gente que no se queda quita es la que me gusta, la que me da confianza y es a lo que voy. No necesito que se ria de todos mis chistes boludos, no necesito que me llame para ver si me hizo mal el Orgalutrán. Necesito que me diga cuando tengo que estar, para hacer que cosa y que cundo haga algo salga bien. Y no me refiero a una beta positiva. Que salga bien y sea prolijo, que no me haga perder tiempo y que me respete como paciente. Que las cosas sean claras institucionalmente: "esto te lo cubre la prepaga, esto no, pero para que no queden dudas acá te lo doy por escrito". No quiero saber si te vas de viaje porque soy chusma, pero si vamos a organizar un tratamiento y no vas a estar.... que me avise antes. Que el lugar sea pulcro y digno para representar salubridad.

Y que sobre todas las cosas tenga imaginación. Esa imaginación que saca del cuadrado imbécil al que nos ponen a todos los pacientes, porque no somos todos iguales. No todos reaccionamos igual a los medicamentos, no todos tenemos el mismo problema: mi reserva ovarica es re alta pero es re chota: mejor poco bueno que mucho hecho percha, etc.

Bien, me fue muy bien, pude sacarme prejuicios de encima, conocí muchos doctores algunos mas renombrados que otros que me sorprendieron, algunos no llegaron ni a atenderme porque me cancelaron dos veces. Una médica divina se tomó todo el tiempo del mundo y hasta me llevó a ver por afuera el laboratorio porque entendió perfectamente mis dudas. Tuve mucha suerte en descartar profesionales que pensé que eran del top 5, y mas suerte tuve aún en sentir que tenía más opciones de las que esperaba tener.

Cambiar nos hizo bien, muy bien. Decidir con Marido fue lo que costó más, porque los profesionales que más nos gustaban, nos gustaban casi por igual. ¿Y que factor tuvo el peso? La cercanía. Poder ir caminando al centro de fertilidad que elegimos fue la cereza, aunque cueste creerlo y suene frívolo. Pero eso también nos cambió completamente porque cuando hay que ir a hacerse controles varias veces por semana, no hay nada mejor que estar cerca. Y si encima el profesional te gustó y estaba en el podio de los "probables" más aún.

Refrescarse, saber que existe algo mejor para nosotros, que si uno busca encuentra, que cada uno de nosotros tenemos prioridades individuales y como pareja y que tenemos nuestros gustos... que nuestra paciencia tiene un límite y que solo nosotros tenemos derecho a ser quienes la rompamos. Cambiar es también respetarnos a nosotros mismos.

Escribo esto porque si estás como estuve yo y necesitás un empujoncito moral te digo que tuve miedo, sentí que retrocedía y que perdía dos años enteros de mi vida que estuvieron cargados de mucha emoción, frustración, dolor, alegría y esperanza. Costó y no fue fácil pero la energía con la que encaramos el camino despues del cambio hizo que dejáramos todo eso atrás. Y soy muy pasional y me costó mucho no enumerar públicamente los desastres con nombres y apellidos... y eso también se lo debo a mi nuevo médico y a la paciencia de Marido. Pero limpiar un poco la carpeta y acomodar los papeles fue algo de lo que hoy con Marido estamos orgullosos, nos hizo bien en todo sentido.




------------------------------------------------

NOVEDADES


En mi grupo en Facebook INFERTILIDAD BOLSA DE MEDICAMENTOS, el laboratorio EUROLAB está donando Azidac Plus y FEM, no te lo pierdas, unite haciendo click acá (ojo que hay muchos grupos imitando este y haciendo chanchadas...):




¡Sumate a mi grupo en Facebook!



Todas las gansadas del día a día
Maru - Que me Parta un Milagro
Comprtilo Comprtir en Facebook

12 comentarios:

  1. Hola Maru. Que lindo lo que escribiste, que buen año, que bueno que haya pacientes inquietos y valientes como uds...Ojalá que en el 2015 la gente se de cuenta que no sólo es importante que la prepaga cubra sino también que la calidad (humana y profesional) es la que genera la diferencia, la atención personalizada, el respeto y la etica. Muchos saludos para tod@s!

    ResponderEliminar
  2. Que lastima cuando nos asesoran mal especialistas :(. Lo mas importante es decidir avanzar, encontrarás el especialista que mereces.

    ResponderEliminar
  3. Maru que gran paso!!!! Grandes ovarios nena!!!!!!! Cambiar de medico, de clinica y hasta de guru infertil seguro que es parte del aprendizaje de este camino.
    Gracias a uno de tus post llegue a una profesional excelente y a traves de ella a otra clinica igual de buena. Despues de 5 anos estamos con las valijas prontas para cruzar el charco con nuevos destinos. Gracias por tu tiempo, por tu empuje y por seguir avanzando. Estoy convencida que solo caminando se llega a destino. Feliz 2015, Chin Chin! Srta Infertility

    ResponderEliminar
  4. Apoyo: ningún centro nos asegura que salgamos embarazadas a la primera, y cuando una llega a un centro suele ser medio de casualidad; nadie conoce de antes a otras pacientes o investigó demasiado. Pero cuando empezás a ver que en ese centro todas tienen casi el mismo diagnóstico y todas reciben los mismos tratamientos o drogas, yo empiezo a sospechar que es más un negocio que otra cosa... Da miedo cambiar pero es bueno cuando uno dejó de sentirse cómodo. Aplaudo. (Despistadísima/Betapesperante)

    ResponderEliminar
  5. Si señor!! Ole tu y tu marido!! La mejor decision...espero q el cambio traiga vuestro deseo!! Un beso

    ResponderEliminar
  6. Maru que huevos de fuegoooooo!!! Bravo!! por lo que contas más que necesario el cambio... la peor es no confiar en tu profesional.
    A mi no dieron los huevos para cambiar... lo ba a hacer a fin de q OSDE me cubra el tratamiento... pero hoy estoy feliz de no haberlo hecho.
    VAMOS 2015 CON TODOS LOS OVOCITOS FECUNDADORES!!

    ResponderEliminar
  7. Hola Maru! que suerte tienen vos y tu marido al poder contar con diferentes opciones de centros médicos y de doctores, que eligieran uno cerca de su hogar es excelente. Mi caso es tan distinto ya que en mi país Costa Rica únicamente hay 4 médicos especialistas, todos ellos brindan sus servicios de forma privada, por lo que aunque mi marido y yo pagamos el seguro de salud mes a mes al gobierno, no cubre ningún tratamiento, afortunadamente aún podemos costearlos de forma privada, lo realmente complicado en nuestra situación es que aquí esta prohibido realizar el procedimiento de invitro, lo que quiere decir que si uno de esos 4 doctores lo realizara podría ir a la cárcel. Hace una semana a poco tiempo de cumplir 28 años recibi la noticia que la última inseminación no funcionó por lo que única opción sería invitro, si ya es duro pasar por todo esto cerca del hogar, ahora tener que realizarlo en un país extraño hospedados en un hotel... pero eso no me detendrá, haré lo que sea necesario aunque tenga que ir hasta el fin del mundo para traer a casa a mí bebé. Tengo muchas esperanzas que este nuevo año sea diferente y de muy buenas noticias para todas. Estoy por enviar mi historia esperaré a marzo 2015 para que la puedan leer.

    Feliz año!

    LA TICA

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Tica, me gustaria saber que tal te fue? Soy de Panamá, te tenias que hacer el tratamiento acá? Enviame un correo porque me gustaria saber a que clinica fuiste y que tal te fue? Yo me atendi en una clinica en Panama para mi primera fiv+icsi y no salio positivo :( y estoy buscando alternativas por si el segundo intento no funciona, cambiar de clinica (realmente hay que tener ovarios para una decisión asi, pero bueno es parte de todo este loco proceso de la infertilidad) saludos

      Eliminar
  8. Como siempre "agarrando el toro x los cuernos" (expresión española) Jejeje. Me alegro de volver a leerte. Un besazo muy fuerte y pa lante!! SaraE

    ResponderEliminar
  9. Es la primera vez que escribo, lei el blog completo en dos o tres oportuniades. Creo que es lo que necesitamos aquellas personas que estamos transitando este mundo, la realidad, nada de medias verdaes floridas, sino hechos y vivencias. MUCHA LUZ para nuestro 2015!!!

    ResponderEliminar
  10. Recomiendo al dr ruhlmann. Muy serio y formado. Me paso de pasar x otras manos que me hicieron perder tiempo y jugaron con mis ilusiones. Dps de muchos obstaculos logre el ansiado embarazo!

    ResponderEliminar
  11. Hola.maru, te deje un.mensaje privado en tu página de.face dónde también me.recomendaron el.doctor ruhlmann. Tengo.cita el.20 de febrero. prueben chicas no hay q casarse con.ningún.médico. Beso

    ResponderEliminar

¡Dejame tu mensaje!.