Día de la Madre para las que luchan por serlo.

Su atención por favor, ésta infértil quiere hablar
se acerca una fecha que no es fácil de atravesar.

Es un día poco feliz para quienes no pueden escuchar
que salga de pequeñas bocas la palabra MAMÁ.

Pero yo quiero decir, más bien quiero gritar,
no dejes de pelear por tu sueño alcanzar.

Hace semanas que estoy pensando en este día, que quería escribir lo que vengo sintiendo, lo que vengo pensando, lo que me viene pasando.


Recordé todas aquellas veces que en el calendario llegó esta fecha y me encontró con las manos vacías. Volví a sentir la incómoda sonrisa que tenía que poner en la panadería, en el supermercado, en la ferretería, en el ascensor, cuando me decían amablemente "Feliz día" -se vé que tengo cara de mamá o algo así- y vacío, vacío dolor, vacuidad amarga, acidez de garganta, nudo que asfixiaba. Ese día como tantos otros.

Ponerle el humor que me salía, la ironía del caso. Salir a la calle sabiendo que algo de eso me iba a pasar y apostar conmigo misma quien iba a ser el primer pelotudo que me dijera "ahhhh, y FELIZ DIA MAÑANA" y pensar en que iba a responder como para que aprendieran a decir eso cuando sabés con certeza que hay una mamá que lo va a recibir y no una pobre infeliz como una que quería ser mamá y no podía.

Gracias, espero algún día poder ser mamá.
Gracias, todavía no hay hijitos en mi casa.
Gracias, yo no soy mamá.
Gracias, pero no.
Callate.

Estas fechas que sirven de marcador para dejar bien en claro el tiempo que pasó desde la última vez que viviste este día del año anterior, como te imaginaste que ibas a estar en el que sigue y la frustración que nos corre por atrás como una sombra que nos va alcanzando de a poco. Corre que te corre la sombra hija de...

El primero pasó como agua, el segundo costó digerirlo, el tercero recuerdo haber llorado un poco pensando que no quiero regalos, ni festejos, ni comer afuera... quiero que alguien me mire y sepa que soy su mamá.

Y costaba entrar en el círculo festivo, pensar en otra cosa, ver a madres emocionadas recibiendo el cariño de sus hijos, eran meter pequeños alfileres dentro de un corazón lleno de hormonas y dudas, muchas dudas.

Y este día, como tantos otros pasa, pasa para bien o para mal, pero pasa.

Tengo una amiga que está embarazada, le falta poquito para que nazca el bebé, y ella dice que va a ser su primer día de la madre.

Yo siempre dije que las que luchamos tanto, somos mamás antes de serlo, por como sentimos a esos hijos que estamos esperando.

El año pasado estaba embarazada de 6 meses y no quise que nadie siquiera me amague de cerca con un "Feliz día" porque sentía que en el instante en que me permitía disfrutar del sueño, me podía llegar a despertar de la peor manera.

Hay distintas formas de ver y sentir esto según en como estés parada frente a la vida.

Pero decime que se siente, cuando sos una mamá que no tiene hijos y no podés explicar lo que te pasa, que sos mamá en cada inyección, sos mamá cada vez que lo soñás, cada vez que explotás sin que nadie te vea, que sos mamá cuando cayás tu dolor para mimetizar con el entorno, como se explica?

Que sos mamá en cada ilusión, en cada viaje a la clínica, en cada ida al laboratorio.

Que sos mamá en cada ovario, en cada folículo, en cada óvulo, en cada embrión, si es que acaso podés llegar ahí.
Que sos mamá en cada test negativo, en cada beta diminuta y que no multiplica.
Que sos mamá en cada Cuando NO o cuando SI que se fue a esperar su propio arcoíris.
Que sos mamá en tus intentos de sonreir y en tus ganas de llorar.
Que sos mamá en tu agenda, en tu calendario, en tus ciclos tachados.
Que sos mamá en cada ecografía.
Que sos mamá cuando te animás a más y trascendés tus miedos o prejuicios.
Que sos mamá en cada turno tomado, en cada doctor visitado.

Y también sos mamá cuando decidís.

Sos mamá cuando llenás el formulario.
Sos mamá cuando vas a las entrevistas.
Sos mamá en cada sello.
Sos mamá en legajos.
Sos mamá en papeles de colores con olor a oficina.

Hay mamás de ascensores con manos transpiradas, que van a ver la cara de hijos que no nacen de sus úteros pero sí de sus corazones.

Hay mamás de ascensores con manos transpiradas, que van a ver si de sus ovarios se logra gestar la vida.

Hay mamás que esperan, mamás que caminan...

Mamá se hace deseando.
Mamá se hace buscando.
Mamá se hace soñando.
Mamá se hace trabajando.
Mamá se hace valorando.
Mamá se hace levantándose.
Mamá se hace decidiendo.
Mamá se hace pariendo.
Mamá se hace eligiendo.
Mamá se hace transformando.

A todas las Mamás sin hijos, les deseo un día de esperanza y que sigan cultivando el amor para que sea el motor del día a día. Que este festejo caiga leve, que estas palabras acaricien esos corazones maduros y preparados.

Feliz día a todas ustedes que aman a sus hijos aún todavía sin poder conocerlos.

Me despido, con esta gloriosa cita. Hasta la próxima cataratas de letras.

"El sueño que tienes por abrazar ese hijo tan deseado, es el motor y el motivo de tu vida. Eso te convierte en una gran mujer, ese amor puro y real ya alimenta tu corazón y habita tu vida"

Publicado por Sumate a Dar Vida, autor a confirmar


Maru - Que me Parta un Milagro
Comprtilo Comprtir en Facebook

14 comentarios:

  1. Maru hermosisimas palabras, me hiciste llorar tanto!!!! Que tengas un feliz dia mañana y ojala todas las que estamos luchando pronto podamos pasar a tu bando jajja el de ser mamá.
    pd: se extrañaban tus publicaciones!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hermoso lo que decís Maru! Siempre con la palabra justa… gracias!

      Eliminar
  2. Es hermoso, tan cierto, tan doloroso, lloré, ya no quiero pero cada año q pasa sin tenerlo en mis brazos,es vacío,soledad... Ojala pronto sea un Feliz dia y no un triste dia!!! Besos!!!

    ResponderEliminar
  3. Parece increíble que siga pasando el tiempo, pero así, crees que es un sueño, que sólo pasa en la películas, pero no, te toca a vos. Y nadie te prepara en la vida para no tener hijos, te preparan para todo pero no para eso. A veces pienso, irónicamente, que dentro de las materias de Salud sexual y reproductiva debería estar contenido el eje "Cómo superar la no llegada de un hijo". No hay categoría en ningún lado en la que puedas incluirte, por eso también se siente tanta desolación; no sos madre, pero tenés edad serlo; no tenés hijos, y no es por elección de una vida "plena" sin ellos...No se sabes que sos. Y el mundo, que poco entiende de tristeza y angustia, sólo entiende de enfermedades biológicas, no puede entender tu amargura, si no estás enferma, ¿de qué te quejás? Relajate, andate de vacaciones y ya vas a quedar...A ver flaco/a, mi marido tiene una azoospermia, no tiene con qué tener hijos, y yo tengo un solo ovario, que más vale ni tenerlo, somos un combo explosivo!!! Pero no, eso no se puede decir, porque marido se averguenza y no va a terapia a sacarse la verguenza, entonces uno se tiene que fumar que hace 7 años te digan que como sos muy nerviosa y "no relajás" no quedás...Es la primera vez que escribo y podría hacer 10 tomos de 200 páginas con todos estos años de padecimiento. A cambio decidí que mi tesis de doctorado en Comunicación sea sobre los sentidos en torno a la infertilidad. Pienso que es una enfermedad invisible, que avergüenza, que se silencia, y eso que queda adentro y no sale se enquista y enferma aún más. Lamentablemente son muy pocos los que pueden comprender, la mayoría está muy lejos de siquiera suponerlo porque, insisto, la cultura no es infertil. Espero que este día sea lo menos terrible dentro de lo posible, que ya no es mucho...Gracias Maru por este cachito de ternura...

    ResponderEliminar
  4. sos una genia! Tus palabras emocionan! Tengo dos hijos de otra pareja y ahora estoy intentando quedar embarazada con mi pareja actual y no podemos, lo sufro mucho. Nuestra doctora dijo que tenemos que ir a ICSI y eso me puso mal....me costó aceptarlo. ...ojalá me pase como a vos y pueda volver a sentir lo que es un embarazo!

    ResponderEliminar
  5. Amo la fortaleza que tenés, los sentimientos con los que escribís. Quiero decir que yo me siento muy reflejada con todo lo que ponés, tus palabras me llegan al alma. No poder tener hijos y desearlo desde lo más profundo de tus entrañas creo es una de las peores cosas que le pueden pasar a una mujer. Yo aún no soy mamá pero deseo serlo. No sé si pueda o no porque aún no lo intenté. Siempre esperé a encontrar al amor de mi vida y poder desear la llegada de un hijo juntos. Tuve una relación de 5 años de novia con una persona que pensaba que era para mí cegada por el amor que sentía, hasta que me di cuenta que no era el indicado, muchos factores hicieron que me de cuenta que debía tomar otro camino y no era por la cuestión del deseo sino por circunstancias de la vida, distintos proyectos, forma de ser y de encarar la vida. Hoy me encuentro en otra situación completamente diferente. Vuelvo a tener pareja estable, vuelvo a sentir un gran amor. Convivimos juntos y nos llevamos de 10. No estamos mal económicamente, creo que si tenemos un hijo hoy por hoy le vamos a poder dar todo lo que necesita y más. Por parte de las dos familias tenemos todo el apoyo y la contención. Podríamos ser papás si quisieramos... yo quiero. Pero él no. Se sufre mucho cuando tu pareja no siente el mismo deseo. Dice que hay que esperar... pero yo siento que esperé mucho ya. Tomé la pastilla anticonceptiva por más de 10 años esperando que llegue el momento adecuado y ese momento nunca llega. Me siento desesperanzada. Tengo miedo de que pase mucho tiempo y cuando quiera intentarlo, no poder... que pasen los años y se me haga muy tarde y finalmente no poder. Siento que si no llegara a poder mi vida ya no tendría sentido. Y por supuesto podría empezar a probar ahora para que no me ocurra eso que tanto miedo tengo.. pero sería sin su consentimiento y no me place. Se me mezclan dos pensamientos y sentimientos muy profundos y fuertes que tengo demasiado arraigados.. el de ser mamá y el de que queramos los dos. Y lo peor es que él ya tiene un hijo, por eso no tiene apuro. Yo ya veo como disfruta de su paternidad. Yo estoy ahi y a la vez aislada. Me siento sumamente deprimida y no se como superarlo a veces.. hay momentos en que la vida me puede y me siento muy debil. Las fechas claves son lo peor.. mi cumpleaños porque veo que el tiempo pasa y yo sigo si cumplir mi deseo y cada vez soy mas grande... y el dia de la madre porque me veo irrealizada. Yo también puedo sentir a mi bebé aunque aún no esté. Espero que algún día pueda tenerlo en mi vientre y luego en mis brazos y que todo este dolor sea sólo anécdota y experiencia. Espero q podamos. Amo la manera en que encarás la vida y tu lucha. Me da fuerzas a mi también para seguir. A veces no sólo lo biológico nos lo impide sino otras circunstancias también. Y el dolor es el mismo, creeme. Es muy bueno que puedas estar acompañada

    ResponderEliminar
  6. Hoooooo
    Linda en mi pais se celebra en mayo pero no sabes como necesite de ellas.
    Muchas gracias llore como nunca por q llego a lo mas profundo de mi corazon.
    Muchas bendiciones.

    ResponderEliminar
  7. Gracias Maru! Esta vez me toco en betaespera, todavia me faltan unos días para saber. Un abrazo a todas

    ResponderEliminar
  8. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  9. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  10. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  11. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar

¡Dejame tu mensaje!.