Cuando no lo podés creer.




Todavía la miro y no lo puedo creer. Recién mientras me hacía un mate cocido para desayunar recordé una de las tantas conversaciones que tuve con mi mamá hace unos años:

-Es que cuenta tanto.- llorando.
-Vas a ver, confiá, pronto va a llegar...-
-No se, me duele el alma de pensar que nunca va a llegar.-


Recuerdo las voces, las frases repetidas de dolor, el calor de las lágrimas que brotaban sin parar de mis ojos, también recuerdo la amargura de colgar el teléfono y desparramarme en la cama a hundirme en pensamientos que iban entre positivos a negativos.

No me olvido de las dudas, ni del vacío... no me olvido de las veces que la soñé pero nunca pude verle la cara.

Vuelven las expresiones de Marido, los chistes entre agujas, los abrazos apretados y las caras de "me duele como a vos pero voy a hacer como que estoy bien, porque soy fuerte y tengo que contenerte". Las agendas compartidas, los horarios coordinados, las idas y venidas... las esperas infinitas en las clínicas, los enojos, las puteadas y la complicidad de la fuerza para seguir adelante.

La miro y todavía no lo puedo creer. 

No puedo creer que tuvimos que pasar por todo eso y que mis peores pesadillas no se hicieron realidad. Porque llegó, está acá, es feliz, juega y también rompe las bolas. Amo cuando rompe las bolas, cuando me saca de las casillas y me frustra. Sentirme agotada es la mejor manera de que todo mi ser entienda que tengo que creerlo porque sinó estaría haciendo otra cosa... buscándola por ejemplo.

La miro y no se si llegará a entender lo que ella es. Fue soñada, existía antes de existir, que increíble ¿verdad? Miro sus profundos ojasos marrones, tan obscuros que por poco no se distinguen las pupilas y pienso: el misterio que hay ahí en ella es tan encantador como su mirada que me busca hasta cuando sabe que va a mandarse una cagada... y apenas tiene 1 año.

Es hermoso ver como crece y se va independizando, como reclama, pide y hasta exige. Tiene carácter de mierda, como yo. Come poco y esa es la parte mas trabajosa, porque me vuelve loca y yo saco paciencia de donde no tengo, porque casi me la gasté buscándola todos esos años. Pero la infértil es una fuente inagotable de paciencia.

Ya pasó un año desde que nació; la miro y a veces un poco me la creo. No pasa por mi: pasa por ella. Ella merecía ser una hija de la vida, merecía llegar al mundo y que sea adorada por su familia, que sea mimada. Ella no podía seguir vagando en el limbo de los hijos que se esperan. Merecía bajar de ahí y reirse como se rie, jugar como juega, caerse, golpearse y volver a levantarse. Ella se merece los papás que tiene, los amigos, las tias y tios, su madrina y su padrino, los abuelos que no paran de mimarla y consentirla.

Vos que estás buscándol@ para realizar tu sueño de ser mamá o papá, ustedes que quieren ser una familia, les deseo que las ganas y la pasión que le ponen a la búsqueda no cese, deseo que te animes a cambiar si lo necesitás, que pares un rato si necesitás tomar impulso, que no abandones de vista el amor con el que estás luchando tu batalla y si necesitás una gota mas de aliento que pienses que ese hijo que estás buscando: se merece estar a tu lado. Creelo.




¡Feliz cumpleaños luz de mis ojos!
si algún día encontrás este blog y se te ocurre leerlo, 
sabé que yo también creí en vos
desde antes que existieses.








Maru - Que me Parta un Milagro
Comprtilo Comprtir en Facebook

16 comentarios:

  1. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  3. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  4. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  5. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  6. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  7. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  8. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  9. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  10. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  11. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  12. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  13. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  14. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  15. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  16. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar

¡Dejame tu mensaje!.